Our knowledge of orthopaedics. Your best health.

from the American Academy of Orthopaedic Surgeons

Diseases & Conditions

Treatment

Recovery

Staying Healthy

Print

Email

español

Qué hacer si se pospone su cirugía ortopédica (What to Do If Your Orthopaedic Surgery Is Postponed)

La pandemia de la COVID-19 ha obligado al país a tomar medidas de protección para evitar la propagación de la enfermedad. Con este fin, muchos hospitales han pospuesto las cirugías programadas para asegurarse de que haya recursos disponibles para los pacientes enfermos de gravedad que puedan necesitarlos.

Una cirugía programada es un procedimiento que se hace por una enfermedad que no es de urgencia ni mortal. Muchos procedimientos ortopédicos se incluyen dentro de esta categoría. Si bien una enfermedad ortopédica puede causarle dolor o limitar su funcionamiento, generalmente no es mortal, y la cirugía puede posponerse sin riesgos.

Muchos hospitales posponen cirugías programadas como preparación para un pico en los casos de coronavirus.

Posponer la cirugía podría ser decepcionante. Tal vez se haya tomado días en el trabajo para el procedimiento o tal vez organizó que un amigo o familiar lo ayudara en su casa durante la recuperación. Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 ha creado una emergencia inesperada a nivel nacional, y es posible que se le pida posponer su procedimiento hasta que la crisis esté bajo control.

¿Qué puede hacer mientras tanto? En muchos casos, algunos tratamientos simples y no quirúrgicos pueden ayudar a aliviar los síntomas dolorosos hasta poder reprogramar la cirugía.

Enfermedades ortopédicas y tratamientos no quirúrgicos

La siguiente es una lista de varios problemas ortopédicos y algunos tratamientos no quirúrgicos que se suelen recomendar. Si ya está realizando alguno de estos tratamientos, puede continuar hasta la fecha reprogramada de su cirugía. De lo contrario, asegúrese de consultar con su cirujano para comprobar que sean adecuados para su situación en particular.

Artritis

Puede que esté a la espera de un reemplazo de articulación de cadera, rodilla, hombro o tobillo. Lo más probable es que esto se deba a una artritis dolorosa en la articulación afectada.

Estos tratamientos pueden ser útiles hasta poder reprogramar la cirugía:

  • Cambiar sus actividades para evitar las acciones que le causan síntomas dolorosos.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) para controlar el dolor y la inflamación.
  • Aplicar frío o calor en la articulación afectada, según lo que sea más cómodo.

En algunos casos, una inyección de corticoesteroides en la articulación puede ayudar a aliviar el dolor hasta que la cirugía se pueda reprogramar.

Si sufre artritis en la cadera o en una rodilla, intente limitar las caminatas y evite el uso de escaleras tanto como sea posible. Si siente dolor en un hombro, evite levantar objetos pesados por encima de la cabeza.

Además, siempre es importante hacer ejercicio, ya que esto puede mantener la amplitud de movimiento de la articulación afectada.

Leer más: Osteoartritis de rodilla (Knee Osteoarthritis) y Reemplazo total de rodilla (Total Knee Replacement)

Lesiones deportivas

Si está a la espera de una cirugía debido a una lesión deportiva, como un desgarro del lábrum de un hombro o de un ligamento cruzado anterior de una de las rodillas, los ejercicios o la fisioterapia pueden ayudarlo a mantener una amplitud de movimiento y fuerza en la articulación afectada. Si tiene una rodilla inestable, debe evitar hacer actividades como girar, saltar o cambiar de dirección rápidamente, ya que esto podría hacer que la rodilla ceda y podría caerse.

Si sufrió un desgarro de menisco en una rodilla y planea someterse a una cirugía artroscópica, puede usar un soporte para rodilla o una rodillera, y tomar medicamentos antiinflamatorios para ayudar a aliviar los síntomas hasta que se pueda hacer el procedimiento.

Leer más: Desgarros de los meniscus (Meniscus Tears)

Problemas de columna

Aunque es posible que sienta dolor, las cirugías de columna generalmente se pueden retrasar. El tratamiento no quirúrgico consiste en descansar y evitar actividades que podrían empeorar el dolor, como agacharse y levantarse. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y los analgésicos o los relajantes musculares suelen ayudar a reducir los síntomas hasta que la cirugía se pueda reprogramar.

Si ha participado en un programa de ejercicios o de acondicionamiento físico, tal vez quiera continuarlo. Sin embargo, debe avisar a su médico si tiene algún cambio neurológico, como debilidad o adormecimiento de brazos o piernas.

Leer más: Hernia de disco en la columna lumbar (Herniated Disk in the Lower Back)

Síndrome del túnel carpiano

Los síntomas de este síndrome suelen ser bastante dolorosos. Si se pospone su cirugía, puede usar una muñequera por la noche y tomar medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor. Su médico también podría aplicarle una inyección de corticoesteroides en el canal carpiano. Esto podría aliviar los síntomas a corto plazo hasta que la cirugía se pueda reprogramar.

Leer más: Síndrome del túnel carpiano (Carpal Tunnel Syndrome)

Cirugías de emergencia

La mayoría de los hospitales permitirá que se hagan procedimientos por emergencias o urgencias. Los procedimientos ortopédicos por emergencias o urgencias podrían incluir los siguientes:

  • Fracturas con desplazamiento de fragmentos de huesos
  • Rupturas tendonas agudas y graves
  • Heridas abiertas
  • Infecciones
  • Tumores óseos
  • Hernias de disco en la columna que provoquen una pérdida de la sensibilidad o del movimiento en una extremidad

Algunos de estos padecimientos requieren que la cirugía se realice de inmediato; otros, dentro de unos días.

El cirujano ortopédico puede recomendarle cuál es el mejor momento para someterse a un procedimiento de emergencia.

Comunicación

Si tiene alguna pregunta o problema durante la pandemia, es importante que se mantenga en contacto con el cirujano. Por lo general, un simple llamado telefónico puede ser suficiente para que lo ayude a sobrellevar un problema ortopédico de rutina o hasta que se pueda volver a programar la cirugía.

Además, muchos cirujanos ahora ofrecen la opción de videoconferencia para hablar cara a cara, describir los síntomas y hacer preguntas. En algunos casos, esto podría permitirle mostrarle al médico una fotografía o un video en vivo de un problema, como una articulación inflamada o una herida abierta.

doctor-patient teleconference

Una videoconferencia permite que un paciente consulte virtualmente a su cirujano ortopédico.
gettyimages/fizkes

El cirujano ortopédico hará todo lo que pueda para ayudarlo a tratar sus problemas ortopédicos durante la pandemia.

Si sufre problemas que no sean ortopédicos, como fiebre, vómitos, deshidratación o dificultad para respirar y que podrían estar relacionados con una enfermedad viral, comuníquese con su médico de cabecera de inmediato.

Para obtener más información

Los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control) de los EE. UU. crearon un sitio web útil para brindar las actualizaciones más recientes sobre la COVID-19 a pacientes y profesionales de la salud: Coronavirus (COVID-19)

Además, la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) creó un centro donde los cirujanos miembros pueden acceder fácilmente a una gran variedad de recursos e información relevante y verificada sobre la COVID-19: COVID-19: AAOS Member Resource Center.

Last Reviewed

marzo 2020

AAOS does not endorse any treatments, procedures, products, or physicians referenced herein. This information is provided as an educational service and is not intended to serve as medical advice. Anyone seeking specific orthopaedic advice or assistance should consult his or her orthopaedic surgeon, or locate one in your area through the AAOS Find an Orthopaedist program on this website.